Se trata de una feria menos conocida que la Feria de Abril de Sevilla, pero no le tiene nada que envidiar, pues es un evento fascinante en uno de los lugares más especiales de Andalucía. Con más de quinientos años de antigüedad, su origen está en el intento de cristianizar a la población después de siglos de dominación árabe. Se celebra cada año en los meses de mayo o junio, dependiendo de la fecha de la Semana Santa; este año tiene lugar en junio, concretamente del 10 al 17.

El recinto ferial donde se celebra la Feria de Granada se compone de una zona de casetas, una zona de atracciones y las calles de entrada y acceso a estas dos zonas. En ellas disfrutarás de diversos puestos de golosinas, patatas asadas… Estas calles se engalanan con miles de bombillas y farolillos. La calle principal muestra la entrada más importante, llamada portada. Cada año es diferente e inaugura la primera noche de feria en la ceremonia del “alumbrao”.

Los días grandes de la semana de feria son el miércoles y el jueves. El miércoles, a media mañana, la Tarasca, un maniquí con forma de mujer, se pasea por la ciudad acompañada de gigantes y cabezudos, encima de un dragón, simbolizando el triunfo del bien sobre el mal. El traje del maniquí es confeccionado por diseñadores locales, por lo que siempre hay mucha expectación respecto al mismo.

El jueves es la fiesta grande, la salida del Corpus Christi. Es el día en el que toda la gente llena las calles de la ciudad para contemplar la procesión del Santísimo Sacramento del altar.

Otro de los puntos que hace que esta feria sea diferente del resto es el ambiente que se vive en ella. Concretamente, el ambiente en las casetas donde comer, beber y bailar todo tipo de música. Además, los precios de las consumiciones en las casetas de la feria de Granada no son nada caros. Comparando los precios con otras ferias andaluzas, éstos suelen ser más económicos. Son unas fiestas, sin duda, de las que te llevarás un gran recuerdo y querrás volver. Disfrutarán todas las edades y se puede vivir tanto de día como de noche.

Como ves, visitar Granada en este momento del año puede ser un plan excelente. Aunque siendo una de las ciudades más bonitas de Andalucía, hay muchísimas cosas más que descubrir en ella; la esencial Alhambra, el Generalife y un largo etcétera. Reserva ya tu habitación en abba Granada Hotel y disfruta de  la ciudad del arte hispanomusulmán. ¡Empáchate de luz y alegría!