¿Quieres saberlo todo sobre el conjunto amurallado de la capital navarra? ¡Sigue leyendo!

Aunque la situación actual continúa siendo complicada y ahora mismo las prioridades son otras, también es importante abstraernos de vez en cuando y mantenernos ocupados. En abba Hoteles apostamos, por supuesto, por el mundo de los viajes. Pese a que ahora mismo es momento de ser responsables y quedarnos en casa, una buena forma de viajar sin salir de casa es sumergiéndonos en nuestro próximo destino, descubriendo sus lugares de interés y planificando distintas actividades. Hoy os queremos hablar del encanto de Pamplona, poniendo el foco en su ciudadela y sus impresionantes murallas. Cuando todo vuelva a la normalidad, te estaremos esperando con los brazos abiertos en nuestro abba Reino de Navarra hotel, para que vengas en primera persona a descubrir la ciudad de los Sanfermines. Estamos muy cerca del centro histórico, junto al icónico Parque Yamaguchi, ofreciéndote multitud de comodidades y servicios únicos con los que podrás disfrutar de una estancia de diez.

¿Quieres saberlo todo sobre el conjunto amurallado de la capital navarra? ¡Sigue leyendo!

Pamplona: ciudadela y murallas

Historia. Debido a la situación estratégica de Pamplona, desde la fundación de la ciudad en el 74 a.C., siempre fue considerada una Ciudad Fortaleza. En la época medieval, antes de la construcción de la muralla, Pamplona ya estaba rodeada de un anillo amurallado al ser la puerta más directa con Francia. Tras la incorporación de Navarra al Reino de Castilla, Felipe II manda a construir la ciudadela y a levantar las murallas abaluartadas en 1.515. La fortaleza se ubicó en el lado sur de la muralla. A finales del SXIX, la muralla llevaba un tiempo limitando el crecimiento de la ciudad y el Ayuntamiento llevaba tiempo pidiendo a la corona el derribo, con la presión contraria del ejército. Finalmente, ante su ineficiencia con los avances de la artillería, en 1.915 se demolió una parte de la muralla para adaptar la ciudad a la nueva expansión que requería su crecimiento demográfico.

Actualidad. Debido a su excelente conservación, el conjunto amurallado está reconocido como Bien de Interés Cultural y ha sido declarado Monumento Nacional. Se han conservado tres cuartas partes de la muralla, unos 5 km en los que podrás percibir toda su esencia. Las zonas este y oeste se encuentran acotadas por dos parques: el de la Media Luna y La Taconera, mientras que la Ciudadela se encuentra en el interior del Parque conocido como Vuelta del Castillo, en la zona más verde de la ciudad. La muralla llegó a contar con siete puertas, de las que quedan en pie cuatro, aunque solo se mantiene en su lugar original el portal de Francia o de Zumalacarregui. Sobre los restos del Baluarte de San Antón se edificó el actual Palacio de Congresos y Auditorio de Pamplona, conocido como Baluarte por este motivo.

Visitas. Es posible conocer este monumento por tu cuenta dando un agradable paseo por su parte alta, acompañado de unas impresionantes vistas de la ciudad. Toma como punto de inicio la Media Luna, continua por el Baluarte de Labrit, la ronda del obispo Barbazán, el Baluarte del Redín, el antiguo palacio de los Virreyes y el paso de Ronda, hasta finalizar en los jardines de la Taconera. Si te decides a abordarlo por la parte baja, podrás apreciar mejor la contundencia de las murallas. Si eres de los que prefieren empaparse de toda la información histórica, consulta en las oficinas de turismo sobre las visitas guiadas disponibles (puedes llamar antes al 948 420 700). ¿Qué tal te suena la idea de hacer una escapada a Pamplona cuando superemos esta situación? Mientras no dejes de empaparte de su historia y de su esencia en la web oficial de turismo de la ciudad. Esperamos que muy pronto pase todo y podamos volver a recibirte en nuestro abba Reino de Navarra hotel con total normalidad.